martes, 11 de noviembre de 2008

La masturbación (III)

TÉCNICAS MASTURBATORIAS MASCULINAS

1. Con una mano coge el tronco del pene. Con la otra puedes jugar con el glande moviendo la yema de tus dedos. Rótalos suavemente de un lado a otro. Aprovecha el índice y el pulgar para entretenerte en el frenillo. La mano que está en la base no la muevas hasta que llegues a una excitación pronunciada.



2. Mientras la mano está subiendo y bajando, el dedo gordo lo puedes mover de forma circular prestando atención en el frenillo (una de las partes más erogeneas del pene). Es muy placentero, pero recuerda que para muchos hombres esta parte del pene es muy delicada, por tanto, hay que tener mucho cuidado.

3. Mientras una mano está subiendo y bajando, la otra mano puede estar estimulando el glande con la palma. Es muy placentero. Para favorecer este movimiento puedes utilizar lubricante o saliva para humedecer la zona.

4. Cuando estés masturbando, no te olvides de los testículos. Mientras una mano sube y baja, la otra puede presionar uno o los dos testículos. Si además estos de mueven de arriba a bajo puede dar mucho más placer, siempre que se haga de una forma delicada. A la vez que sujetas esta parte, puedes presionar con el dedo gordo el periné.

5.
Extiende las manos y coloca el pene entre ellas. A la vez que subes y bajas, haz como si estuvieses frotando. Ten mucho cuidado al hacer los movimientos. Puede ser muy placentero, pero hay que hacerlo muy suave. Es aconsejable que utilices lubricante.


6. Utilizar las dos manos para masturbar es muy placentero, ya que aumenta la zona de contacto con el pene. Si ambas manos realizan el movimiento de arriba a bajo llenas de lubricante, las sensaciones pueden ser muy similares a las de una penetración. Además puedes estirar y encoger la palma de una de las manos para estimular el glande y el frenillo.




Fuente de información e imágenes: http://mujer.orange.es/